TRAPPIST-1 puede tener el doble de edad que el sistema solar.  La existencia de vida es improbable

TRAPPIST-1 puede tener el doble de edad que el sistema solar. La existencia de vida es improbable

A pesar de todo el potencial que reveló en el momento de su descubrimiento, es poco probable que TRAPPIST-1 albergue formas de vida. Según una de las investigaciones más recientes, el sistema estelar tendrá entre 5.400 millones de años y 9.800 millones de años. En resumen, el valor puede representar el doble de la edad del sistema solar donde vivimos, que, según la comunidad científica, existe desde hace unos 4.500 millones de años.

Al contrario de considerar la existencia de una forma de vida más avanzada, los investigadores descartan la hipótesis, ya que el agua y las atmósferas deben haberse perdido por la exposición a los altos niveles de radiación que se producen allí. Si las atmósferas son lo suficientemente densas como para bloquear la radiación, la hipótesis más probable es que las superficies planetarias se han “horneado” debido al efecto de los gases de efecto invernadero.

“Si todavía hay vida”, dice Adam Burgasser, del equipo de investigación, “es un tipo de vida lo suficientemente robusta como para haber sobrevivido miles de millones de años en condiciones extremas”.

El científico agrega que, si hay vida, habrá mucho tiempo para descubrirla. Como dice el funcionario, un “sistema enano” como TRAPPIST-1 es tan estable que puede durar hasta 900 veces la edad actual del universo, que tiene alrededor de 13.700 millones de años.

En este punto, el desafío con este sistema es utilizar telescopios espaciales para registrar más información de TRAPPIST-1, como la existencia de atmósferas y la edad aproximada de la estrella alrededor de la cual giran los planetas.