contador gratis Saltar al contenido

Profesores de TIC preocupados por la falta de condiciones para enseñar la asignatura

Los profesores de informática están preocupados por la falta de condiciones para enseñar la materia de las TIC en el próximo año académico. Después de haber mostrado, en una opinión a la que TeK tuvo acceso la semana pasada, aprensivo en relación con los objetivos definidos para la enseñanza de la disciplina, ahora cuestionan la nueva forma de organización de las escuelas.

En una declaración que pretende hacer eco de las preocupaciones sobre la enseñanza de la disciplina de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, los maestros critican temas como el número excesivo de estudiantes por clase, clases de 45 minutos y la posibilidad de, con el aumento en el número de maestros con “cero horas”, la enseñanza de la disciplina se puede atribuir a maestros no especializados.

“Con la gran cantidad de maestros con” cero horas “que resultan de la nueva organización escolar, existe el riesgo de que se les atribuya a estos maestros la enseñanza inadecuada de esta y otras materias”, se lee en la nota enviada a los medios por la Asociación Profesor Nacional de Informática (ANPRI).

“Es obvio que, pedagógicamente, esta área de enseñanza requiere conocimientos técnicos específicos, por lo que es difícil para los maestros de otros grupos de reclutamiento estar adecuadamente preparados”, defienden los profesores.

La cuestión de las clases de 45 minutos, que ya se había abordado en el dictamen emitido a fines de junio, ahora se detalla, y ANRI argumenta que la posibilidad de tener clases de esta duración no tiene sentido. Como explican, todos los procedimientos inherentes al comienzo de la clase (hacer la llamada, escribir el resumen, encender la PC, autenticar a los usuarios y resolver posibles problemas) reducen el tiempo útil de la lección de 20 a 25.

Otro de los problemas asociados con la posibilidad de reducir el tiempo de las clases de TIC está relacionado con lo que esto puede aportar al nivel de “condiciones para el ejercicio de la enseñanza”.

Dado que se pueden planificar clases semanales de 45 minutos para cada clase y sabiendo que el tiempo de enseñanza para cada maestro es de 22 horas por semana, el maestro debe tener al menos 24 clases de 30 estudiantes, esto estará a cargo de aproximadamente 720 estudiantes, describe ANRI, clasificando la situación como “enormidad”. Además de esta preocupación, con las nuevas mega agrupaciones de escuelas, las clases pueden distribuirse en tres, cuatro o más escuelas, ubicadas a una distancia de hasta 50 km entre sí.

Los maestros también señalan que las aulas no están preparadas para clases con tantos estudiantes, sobre todo porque el programa para modernizar el parque escolar se basó en la preparación de aulas para 24 estudiantes. Por lo general, hay entre 10 y 14 computadoras en cada salón, si las clases se convierten en 30 estudiantes, “esto implica una computadora por cada tres estudiantes, lo que es un claro paso atrás en términos pedagógicos”, dicen.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico

Joana M. Fernandes