contador gratis Saltar al contenido

Los portugueses defienden el uso de teléfonos móviles por parte de jóvenes menores de 16 años

Casi la mitad de la clase media portuguesa considera normal que los niños de 11 años puedan tener un teléfono móvil, dice Cetelem hoy en base a su Barómetro Europeo del Observador Cetelem, que agrega información sobre los consumidores en 12 países europeos.

Según las conclusiones del estudio, el 42% de los portugueses abogan por el uso de teléfonos móviles por parte de niños de entre 11 y 13 años, mientras que el 16% opina que los niños pueden tener un teléfono móvil a partir de los 7 años. El 7% de los encuestados argumenta que los niños solo deberían tener este tipo de dispositivo después de los 17 años de edad.

En general, Cetelem concluye que la abrumadora mayoría de los consumidores portugueses de clase media, el 93%, considera normal que los niños tengan un teléfono móvil antes de los 16 años.

“Atrás quedaron los días en que los padres se sentían incómodos al ver a sus hijos exhibir orgullosamente aparatos tecnológicos caros”, dijo Diogo Lopes Pereira, Director de Marketing de Cetelem, y explicó que “hay muchos padres que consideran tener un teléfono celular encendido la escuela primaria ya no es una aberración “.

El mismo funcionario dice que los teléfonos móviles “definitivamente están muy extendidos entre los niños cada vez más pequeños”, colocándolos en el mismo nivel que las consolas de juegos y la ropa de marca.

Las conclusiones del Barómetro Europeo del Observador de Cetelem colocan a Portugal en el segundo lugar entre los países de Europa Occidental en el que los padres pretenden ofrecer a sus hijos un teléfono móvil. El país que lidera estas intenciones es Inglaterra, donde el 44% de los padres dijeron que querían ofrecer un teléfono móvil a sus hijos desde los 11 años.

En la siguiente tabla, descubra los resultados de los 12 países cubiertos por el estudio:

pintura

Este estudio, llevado a cabo dentro del alcance del Barómetro Europeo del Observador Cetelem, se basó en encuestas realizadas a más de 6,500 consumidores europeos mayores de 18 años, que viven en 12 países: Portugal, España, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Polonia, Portugal , República Checa, Rumania, Reino Unido, Rusia y Eslovaquia.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico