contador gratis Saltar al contenido

Los portugueses compraron 96 mil teléfonos móviles menos por mes en el segundo trimestre

Entre abril y junio, las ventas de teléfonos móviles cayeron un 21% en el mercado portugués, lo que corresponde a 96 mil teléfonos menos por mes, para un total de 1,08 millones de unidades vendidas, según los últimos números de IDC European Mobile Phone Tracker.

El crecimiento en las ventas de teléfonos inteligentes, del 37% a 457 mil unidades, no fue suficiente. Las ventas de equipos tradicionales totalizaron 623 mil unidades, un 37% menos que en el mismo período del año pasado, reduciendo el peso de este segmento en el mercado total al 58%.

En un comunicado de prensa, Francisco Jerónimo, investigador europeo en el área de telefonía móvil en IDC, explica que las cifras obtenidas por el consultor reflejan una vez más la “fuerte contracción de la demanda debido al deterioro de la economía portuguesa”.

La retracción en la venta de equipos también será una consecuencia de los varios anuncios que apuntan al tercer trimestre como el momento elegido para lanzar nuevos modelos de equipos, noticias que los usuarios están esperando. Esta es una tendencia que afecta esencialmente a la gama alta del mercado.

En un análisis realizado por los fabricantes, Samsung continúa liderando el mercado, gracias a la línea de productos Galaxy, una tendencia que, como subraya IDC, ha tenido lugar en toda Europa. El fabricante coreano terminó el trimestre con una participación de mercado del 33% y 359,000 unidades vendidas. Nokia vendió 311 millones de teléfonos móviles, lo que garantiza una cuota de mercado del 29%.

El sistema operativo utilizado por Samsung en la mayoría de los dispositivos, Android, también continúa ganando participación. En el segundo trimestre del año, el 74% de los teléfonos inteligentes vendidos en Portugal (338 mil unidades) tenían el sistema operativo desarrollado por Google, un aumento del 37% en comparación con el mismo período del año pasado.

Nombre de la imágen

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico

Cristina A. Ferreira