Los costos de roaming llevan a 4 de cada 10 portugueses a desconectar sus teléfonos móviles en el extranjero

La Unión Europea presentará una ley para poner fin a las tarifas de itinerancia

Desde hace tiempo se sabe que el deseo de algunos funcionarios europeos es poner fin a los cargos por itinerancia, cobrados por las comunicaciones que se realizan y reciben fuera del territorio nacional. La próxima semana, el escenario puede comenzar a tomar forma si la Unión Europea avanza con un proyecto de ley que decreta el fin de estos costos.

La ley supuestamente hará que los precios pagados en el territorio nacional sean los mismos que en el extranjero. La información es avanzada por The Guardian, quien dice que tuvo acceso a un borrador de propuesta que podría presentarse el 11 de septiembre.

Uno de los objetivos de la nueva ley también será poner fin a los casos de personas que pagan tarifas de itinerancia, incluso cuando se encuentran en su país de origen, porque viven cerca de la frontera y porque hay una mezcla de redes entre países.

Los operadores de telecomunicaciones estarán obligados a establecer asociaciones con contrapartes en otros países para garantizar servicios de telecomunicaciones gratuitos fuera del territorio nacional. Los acuerdos deberán cubrir el 85% de la población europea en la primera fase y 21 Estados miembros.

Si los operadores no desean establecer asociaciones transfronterizas, The Guardian escribe que el usuario podrá utilizar los servicios de un operador nacional en el país de destino, a su elección, sin tener que cambiar los números o la tarjeta SIM.

La propuesta de 96 páginas también incluye otras medidas, como el fin obligatorio del bloqueo de operadores a servicios rivales como Skype y también se planea una reorganización de la venta del espectro 4G.

El periódico británico garantiza que los principales operadores de telecomunicaciones europeos están tratando de evitar el fin del roaming, ya que las nuevas normas operativas pueden costar 7 mil millones de euros.

La comisionada para asuntos digitales, Neelie Kroes, no hizo comentarios sobre la información revelada por el diario inglés.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico