contador gratis Saltar al contenido

El uso intensivo de teléfonos móviles aumenta el riesgo de insomnio en los jóvenes.

El uso intensivo de teléfonos móviles y computadoras por parte de los jóvenes aumenta el riesgo de problemas como insomnio, estrés y depresión, encontró un estudio de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, publicado hoy por Alpha Galile.

Según los investigadores, se encontraron relaciones entre la mayor incidencia de este tipo de problemas entre los usuarios intensivos de este tipo de dispositivos, tanto entre hombres como mujeres, con edades entre 20 y 24 años.

Las conclusiones llevan a los expertos a defender la adopción de medidas públicas que advierten contra los riesgos del uso excesivo e inapropiado de este tipo de dispositivos y brindan asesoramiento sobre la mejor manera de usar la tecnología.

El análisis, basado en cuatro estudios, reveló una mayor propensión al desarrollo de problemas de sueño en los hombres y síntomas de depresión en ambos sexos.

Por ejemplo, “aquellos a quienes siempre se puede acceder por teléfono móvil tienen más probabilidades de desarrollar problemas de salud mental”, dice el estudiante de doctorado que realizó la investigación, citado en el comunicado de prensa.

Además de las encuestas a 4.100 jóvenes, se siguió a 32 jóvenes clasificados como usuarios intensivos de teléfonos móviles y computadoras durante un año, explicó Sara Thomée.

Algunas de las prácticas identificadas como dañinas son el uso nocturno de la PC; “El uso frecuente de la computadora a altas horas de la noche es un comportamiento asociado no solo con alteraciones en el nivel de sueño, sino también con síntomas de estrés y depresión, tanto en hombres como en mujeres”, defiende el científico.

Además, su uso frecuente, sin tomar descansos, se señala como un factor que aumenta el riesgo de estrés, insomnio y síntomas de depresión en las mujeres. Entre los hombres, las alteraciones del sueño tendrán principalmente un efecto.

El experto concluye afirmando que el uso combinado de los dos tipos de equipos agrava aún más los problemas asociados con el uso intensivo de cada uno.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico

Joana M. Fernandes