El juez declara órdenes de arresto ilegales contra el fundador de Megaupload

El juez declara órdenes de arresto ilegales contra el fundador de Megaupload

La Corte Suprema de Nueva Zelanda consideró que las condiciones en las que Kim Dotcom, el fundador del servicio de alojamiento y uso compartido de archivos Megaupload, era irregular.

Las órdenes de arresto no eran válidas y los datos almacenados en los discos incautados nunca deberían haberse puesto a disposición del FBI, las autoridades del país donde el sospechoso fue arrestado, acusado de asociación criminal e infracción de derechos de autor, por haber fundado una plataforma supuestamente utilizada, entendido para compartir archivos ilegalmente.

La decisi√≥n se dio a conocer hoy, y el juez del tribunal superior declar√≥ que las √≥rdenes de arresto en cuesti√≥n no describ√≠an adecuadamente los cargos imputados al sospechoso: “fueron enviados vagos y, como tales, inv√°lidos”, informa la prensa internacional.

El magistrado también consideró ilegal que la información confiscada hubiera sido enviada fuera del país cuando se incautaron las computadoras del acusado.

La disponibilidad de discos duros clonados para su envío a los Estados Unidos por el FBI viola las disposiciones legales que requieren que los artículos incautados por las autoridades locales se mantengan bajo su custodia, explicó. El acusado había hecho la misma acusación a principios de este mes, cuando declaró que era ilegal enviar esta información a los Estados Unidos.

Las autoridades reaccionaron a la decisión diciendo que solo estaban analizando la decisión de determinar las medidas a tomar, negándose a hacer más comentarios, escribe la agencia Reuters.

Kim Dotcom, de 38 a√Īos, ciudadano alem√°n, fue arrestado en Nueva Zelanda en enero, luego de una orden internacional que tambi√©n condujo a la incautaci√≥n de equipos inform√°ticos y la terminaci√≥n del servicio que fund√≥. Actualmente est√° esperando su juicio y decisi√≥n judicial en una solicitud de extradici√≥n de los Estados Unidos.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortogr√°fico

Joana M. Fernandes