contador gratis Saltar al contenido

El comisario pide a los Estados miembros que investiguen a Apple

Los países de la Unión Europea analizarán si la información proporcionada por Apple con respecto a la garantía de sus productos es clara y de acuerdo con las disposiciones de la legislación europea. Si se detectan fallas, la empresa puede incurrir en procedimientos de infracción y estar sujeta a multas.

La información proporcionada por Apple indica una garantía de un año. En la Unión Europea, la legislación establece que los fabricantes extiendan la garantía de sus productos por un período de dos años.

Como no está claro sobre el tema, Apple ya ha sido objeto de una multa de 900,000 euros en Italia y las quejas de varios otros países han llegado a la Comisión Europea, argumentando que la falta de información clara sobre la imposición legal de garantizar dos años de La garantía de la UE puede ayudar a los consumidores a no ejercer sus derechos.

Como resultado de estas quejas, Apple incluso habrá cambiado la información que detalla su política de garantía del producto, y luego explicó que en la Unión Europea la legislación requiere dos años de garantía de forma automática y completamente gratuita para el cliente.

El cambio no parece haber convencido a la CE. La comisionada de justicia europea Viviane Reding acaba de enviar una carta a los ministros responsables de los derechos del consumidor en los distintos Estados miembros. Sugerimos que investigue la política del fabricante sobre este tema en los respectivos países, informó Bloomberg.

La comunicación de Reding a cada país se explica por el hecho de que las CE no pueden intervenir directamente en asuntos de consumo. Por lo tanto, en caso de que se detecten irregularidades, Apple está sujeta a la legislación vigente para cada país.

Cabe recordar que en Portugal hay una queja contra Apple, precisamente relacionada con este tema, por DECO, asociación de protección al consumidor, que en julio presentó una demanda contra el fabricante estadounidense.

DECO acusa a Apple de no cumplir con la garantía de dos años a la que los consumidores portugueses tienen derecho y afirmaron en el momento en que había hecho varios intentos de contactar y resolver el asunto directamente con la compañía, sin éxito.

“Después de varios intentos fallidos de cumplir con estos derechos, decidimos proceder con una demanda popular”, dijo a Lusa Jorge Morgado, secretario general de la asociación.

La queja portuguesa también fue a Bruselas y se encuentra entre las 11 que recibió el Comisionado de las organizaciones europeas de consumidores. Según ComputerWord, la lista incluye quejas de Bélgica, Alemania, Dinamarca, Grecia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Eslovenia y España.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico

Cristina A. Ferreira