Casi doscientos países están de acuerdo en reducir los costos de roaming

Casi doscientos países están de acuerdo en reducir los costos de roaming

Los miembros de la Uni√≥n Internacional de Telecomunicaciones aprobaron una recomendaci√≥n que, seg√ļn la definici√≥n de la organizaci√≥n, “ser√° el primer acuerdo verdaderamente internacional con medidas para reducir los costos de itinerancia”.

Las medidas aprobadas abogan por un conjunto de cambios que ya se han introducido en la Uni√≥n Europea para las comunicaciones de voz y t√©rmino tambi√©n se extender√°n a las comunicaciones de datos, pero est√°n dirigidas a un grupo de pa√≠ses mucho m√°s amplio. La Uni√≥n comprende 193 pa√≠ses y 700 entidades p√ļblicas y privadas.

Los cambios tienen como objetivo reforzar los derechos de los consumidores y fomentar la reducción de las tarifas por parte de los operadores, garantiza un comunicado de prensa de la UIT (acrónimo para la designación en inglés).

Por el lado de los derechos del consumidor, las medidas aprobadas tienen como objetivo mejorar la información disponible sobre las diversas ofertas que el cliente tiene disponibles en un momento dado, creando condiciones para que siempre tengan acceso a la información sobre las opciones más ventajosas.

Por el lado del consumidor, las medidas previstas tienen como objetivo facilitar el control de costos con las comunicaciones, proporcionando la introducción de alertas que advierten al usuario cuando se acerca a un cierto valor de consumo de comunicaciones en itinerancia, o incluso desconectando llamadas cuando el valor determinado es alcanzado.

Las medidas ahora aprobadas por los miembros de la UIT, que también prevén cambios en la forma en que se calculan las tarifas, para acercar los precios arancelarios internos, se abordarán nuevamente en diciembre, en la conferencia internacional de la organización. Allí serán apreciados y votados para formar parte del tratado internacional de telecomunicaciones, si hay un acuerdo.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortogr√°fico

Cristina A. Ferreira