Apple puede perder el derecho de usar el nombre de iPhone en Brasil

Apple puede perder el derecho de usar el nombre de iPhone en Brasil

Apple puede dejar de usar la marca iPhone para designar los teléfonos inteligentes que vende en Brasil. La compañía brasileña IG Electrônica registró el nombre de iPhone en 2000, siete años antes de que la marca Apple anunciara el teléfono móvil que eventualmente revolucionaría el concepto de dispositivos móviles. Ahora le queda a Apple llegar a un acuerdo con la tecnología brasileña.

Se espera que el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) en Brasil divulgue mañana, 5 de febrero, que todas las solicitudes hechas por Apple para el registro de la marca iPhone y relacionadas con el área de telefonía móvil han sido rechazadas, dice O Globo.

El primer pedido se realizó en 2006 y el último en 2011, pero en 2008 IG Electrônica ya tenía el nombre de iPhone después de ocho años antes de realizar el pedido con la entidad brasileña de propiedad industrial.

En total, la compañía Cupertino hizo alrededor de 11 solicitudes para usar la marca iPhone en teléfonos móviles, pero el INPI aún no había analizado las solicitudes. Si la agencia no reconoce ninguna de las solicitudes a Apple, la compañía norteamericana puede enfrentar demandas judiciales porque IG Electrônica vende en Brasil un teléfono móvil con el nombre “iphone degradado”, en cuyo caso es la marca de Apple la que está en incumplimiento.

Queda para Tim Cook y el resto de los funcionarios de Apple tratar de llegar a un acuerdo con los directores de tecnología brasileña para que puedan seguir usando el nombre iPhone sin estar sujetos a demandas judiciales. En los EE. UU. Y cuando se lanzó el iPhone original, la marca Apple compró los derechos del nombre del iPhone a Cisco.

Pero este tipo de caso no es nuevo para Apple. A finales de 2012, la compañía perdió el derecho de usar el nombre de iPhone en México y en el mismo año, la compañía de Cupertino atravesó una guerra legal con una compañía china por el nombre iPad … que también terminaría perdiendo y que solo tuvo éxito recuperarse a través de un acuerdo de $ 60 millones.

Escrito bajo el nuevo Acuerdo Ortográfico